Home » » Carta para Bizancio

Carta para Bizancio


(En los aposentos del Amo hay un baúl misterioso, muy bello, elaborado con raras y perfumadas maderas del lejano Oriente. Cierta tarde en que el Amo estaba ausente, curiosa,trémula y temerosa lo abrí, y con el corazón latiendo desbocado por el miedo a ser descubierta, cogí unas hojas de un raro papel, amarillo por el tiempo y me sumergí en unas líneas de una belleza terrible y una crueldad refinada, era una carta escrita hace mucho tiempo atrás.Una carta escrita por el Amo.)


"Hoy recibo tu carta. Ya sabes que yo pienso como tú, cuando me escribes: “Deben amarse sobre todo los mórbidos placeres de la corrupción; encontrar el cuerpo que siente como desea, el que en su morbosidad y su desenfreno ofrezca un verdadero goce erótico, desconocido para la normalidad...”. Conozco las noticias de tus actos que me llegan por mensajeros desde la Corte. Incluso me envían listas de tus numerosos amantes. Por las noches, cuando la lluvia cae sobre los jardines del palacio, la repaso una y otra vez y una lenta excitación me llega. En ocasiones, he pensado en enviártela manchada por mi semen.

Y mientras tu duermes en los brazos de tu marido, yo hago traer a mis jóvenes circasianas para que las azoten ante mí. No consigo excitarme lo suficiente para penetrarlas. Tu lista de amantes está en la cama, junto a los cuerpos desnudos de ellas. Las miro cubiertas de sudor, y con algunas gotas de sangre en los pezones; pero me son indiferentes. Aunque tengo que reconocerte que, a veces, cuando estoy irritado, les hago pequeños cortes en los pechos con el abrecartas de plata que tú me regalaste, y entonces, sí, por un momento noto la erección; pero no dura mucho tiempo.

Me gustaría estrangularlas lentamente con mis manos, y ver por una vez el verdadero terror en sus ojos, y no esa estúpida complacencia comprada que suelen tener. No sabes bien cuánto me gusta, cuando ya están atadas e inmovilizadas sobre mi cama, mirarlas a los ojos mientras les voy apretando el cuello, y siento que se ahogan en mis manos. Puedo permanecer así toda la noche. Pero, al final, tu imagen, la de aquella vez que clavaste tu cuchillo en el corazón de tu esclavo sirio ante mis ojos, prevalece siempre. Y, sobre todo, cuando me tomaste de la mano y, con tu cuerpo desnudo cubierto de sangre, me llevaste hacia ti.

Sé que empiezas a olvidarte de mi. Mi destierro dura ya varios años. Tus cartas llegan cada vez menos. Hoy me siento muy triste sin ti, y he pasado la mañana ideando nuevas torturas para mis esclavas en tu nombre. Esta noche les haré cenar sopa de un bambú especial, que me han enviado desde Oriente, y que durante el sueño crecerá en su interior atravesándoles las vísceras. Ya no las voy a necesitar más.

Cuando recibas esta carta también te llevarán una caja de marfil. No es necesario que la abras. Yo te digo lo que contendrá. He dado orden a mi esclavo nubio, ese de manos grandes, para que mañana por la mañana, con las primeras luces de la madrugada, me arranque mi corazón y te lo lleve hasta tus aposentos en esta caja, que algún día me regalaste."
C2
 
Support : Copyright © 2015. Celebrity Sexy - All Rights Reserved